17 de febrero de 2011

ATENTADO CONTRA LOS AGENTES DE LA AUTORIDAD

DELITO DE ATENTADO CONTRA LA AUTORIDAD, SUS AGENTES Y LOS FUNCIONARIOS PÚBLICOS Y DE LA RESISTENCIA.

CONCEPTOS:

  • Agente de la autoridad: La sentencia del T.S. de 5 de octubre de 1974 define al Agente de la Autoridad como «aquél que, por nombramiento competente, posee atribuciones de vigilancia o policía pública» y la del 18 de noviembre de 1992 del mismo alto tribunal entiende por Agentes de la Autoridad aquellas personas que por disposición legal o por nombramiento de quien para ello es competente, se hallan encargadas  del orden público y de la seguridad de las personas y cosas.
  • Atentado: Acto básico de acometimiento, empleo de la fuerza, intimidación grave, o resistencia grave y que tal acto vaya dirigido contra un funcionario público o agente de la autoridad en el ejercicio de sus funciones propias del cargo y, si así no fuera el autor del hecho hubiera actuado “con ocasión de ellas”. Qué exista un ánimo o propósito de ofender a la autoridad o sus agentes, y que consiste en faltar al respeto debido a quienes encarnan el principio de autoridad (STS 12 junio de 1995).

CONDUCTAS CONSTITUTIVAS DE ATENTADO:

·        Acometimiento; interpreta la doctrina el acometimiento, como un acto de agresión contra el agente de la autoridad, la agresión consiste en un acto de fuerza física dirigido al funcionario, capaz de poner en peligro su integridad. El atentado queda consumado con el acto de agresión con independencia de que se produzca o no un daño corporal, que en el caso concurrir, será castigado por la vía del concurso de delitos. En este sentido, caben dentro del concepto de acometimiento una patada, un empujón, un puñetazo, arrojar piedras u otros objetos contundentes a los agentes.

·        Empleo de la fuerza; definido como agresión física, y en cuanto tal supone una forma de ejercicio de fuerza.

·        Intimidación Grave; definida por la doctrina como amenaza de un mal grave e inmediato capaz de infundir miedo o temor.

·        Resistencia activa grave; La conducta de resistencia presupone una actividad del funcionario o autoridad dirigida a ejercitar un acto propio de su función, en tanto que por medio de la fuerza el sujeto activo se dirige a impedir o a evitar la actuación del funcionario público. La resistencia constitutiva de atentado ha de ser grave y activa. Por tal clase de resistencia ha entendido la Jurisprudencia del TS, "una conducta activa de enfrentamiento y empleo de fuerza, que no es necesario que se traduzca en agresión".


TIPIFICACIÓN:

L.O. 10/1995, DEL CÓDIGO PENAL

CAPÍTULO II.
DE LOS ATENTADOS CONTRA LA AUTORIDAD, SUS AGENTES Y LOS FUNCIONARIOS PÚBLICOS, Y DE LA RESISTENCIA Y DESOBEDIENCIA.

 


Son reos de atentado los que acometan a la autoridad, a sus agentes o funcionarios públicos, o empleen fuerza contra ellos, los intimiden gravemente o les hagan resistencia activa también grave, cuando se hallen ejecutando las funciones de sus cargos o con ocasión de ellas.

Artículo 551.
1. Los atentados comprendidos en elarticulo anterior serán castigados con las penas de prisión de dos a cuatro años y multa de tres a seis meses si el atentado fuera contra autoridad y de prisión de uno a tres años en los demás casos.
2. No obstante lo previsto en el apartado anterior si la autoridad contra la que se atentare fuera miembro del Gobierno, de los Consejos de Gobierno de las Comunidades Autónomas, del Congreso de los Diputados, del Senado o de las Asambleas Legislativas de las Comunidades Autónomas, de las Corporaciones locales, del Consejo General del Poder Judicial o Magistrado del Tribunal Constitucional se impondrá la pena de prisión de cuatro a seis años y multa de seis a doce meses.

Se impondrán las penas superiores en grado a las respectivamente previstas en el artículo anterior siempre que en el atentado concurra alguna de las circunstancias siguientes:
1.    Si la agresión se verificara con armas u otro medio peligroso.
2.    Si el autor del hecho se prevaliera de su condición de autoridad, agente de ésta o funcionario público.

La provocación, la conspiración y la proposición para cualquiera de los delitos previstos en los articulos anteriores, será castigada con la pena inferior en uno o dos grados a la del delito correspondiente.

CONCLUSION:

El delito de atentado a los agentes de la autoridad se manifiesta por la presencia de una de las siguientes cuatro acciones que lleva cabo el que lo realiza: acometimiento; empleo de fuerza; intimidación grave y resistencia grave. A su vez, deben de concurrir en el autor del delito, cuando realiza cualquiera de las cuatro acciones antes referidas otros dos elementos más: por un lado, la existencia de un animo de ofender al principio de autoridad o menospreciarlo, y, por otro, que tales hechos se realicen contra un agente de la autoridad que se encuentre ejecutando sus funciones o con ocasión de ellas. El último de los requisitos exigidos para que surja este delito sería que el policía o agente del orden actúe dentro del marco legal que le permite su profesión.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Sería bueno que quitarais la fotografía del control policial. Se demuestra bien a las claras que los que están en la foto no saben hacer un control policial (lugar donde están los vehículos, las señales o los agentes, uniformidad)...en definitiva, una mala imagen y ausencia de operatividad.
Creo que es mejor quitarla.
Saludos.

El poliforestal dijo...

Pues como tienes razón, la retiro, todas las fotos del blog proceden de Internet. Es lo que hay, nadie nos ha enseñado a montar un control...la jefatura prefiere formarnos en educación ambiental o GPS submétrico, antes que en la seguridad y protocolización de nuestras actuaciones policiales.

Un saludo.